Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Jueves, 2 de Febrero de 2023

banner
JPM

Cotizaciones

“El Rally de Reyes, ¿realidad o ficción?”

Estos últimos días, los sentimientos de felicidad y entusiasmo que llevaban ya varias semanas inundando nuestros corazones, se entremezclan con un sabor un poco más amargo. Y es que la época más feliz e importante del año está llegando ya a su fin, no sin antes dejarnos un par de sorpresas en los mercados financieros.

“El Rally de Reyes, ¿realidad o ficción?”

Ya queda lejos el recuerdo de las campanadas, las uvas, el champán, los cotillones y las conversaciones de balance de un 2022 que no ha dejado indiferente a nadie, y que, sin duda, pasará a la historia como uno de los años más convulsos que nos ha tocado vivir.

Ahora, las mentes de los inversores, expertos y ciudadanos de a pie, centran su foco en 2023, tratando de predecir, anticipar o por lo menos, de prepararse para lo que este nuevo año nos pueda deparar. Pero como siempre, ponemos de manifiesto que la tan famosa bola de cristal no existe y los mercados financieros al igual que la propia naturaleza, son de lo más tozudos e impredecibles y aprovechan cualquier oportunidad para demostrárnoslo. Esta semana ha sido un claro ejemplo de ello.

Tras consultar y leer diversos informes publicados por las principales entidades y expertos del sector financiero, se ponían de manifiesto varias ideas, compartidas por la mayoría:

La primera era que este principio de 2023, en cuanto a mercados financieros se refiere, sería una continuación de lo que ya habíamos vivido en los últimos compases de 2022. Con la principal economía del mundo, Estados Unidos, acusando ya el impacto de las sucesivas subidas de tipos y con una inflación moderándose hasta el 7%, dejando atrás los niveles del 8,5% en marzo. Todavía a la Fed le queda mucho trabajo por delante ya que, aunque avisaba de que aún quedarían varias subidas más de tipos, hasta 2024 no comenzaremos a ver bajadas.

La segunda se centraba en que el consenso, a pesar de estos factores negativos, seguía estimando un crecimiento positivo de entorno al 0,4% para la principal economía mundial, debilitando la posibilidad de recesión y abogando por la estabilidad del empleo y la resiliencia del tejido empresarial estadounidense.

En Europa, por desgracia, las voces no eran tan optimistas puesto que se espera un crecimiento negativo que oscilará desde el -0,7% en Alemania hasta el -0,1% en Italia. No obstante, no todo son malas noticias para el viejo continente, ya que países como España o Francia conseguían aferrase a la ralentización salvando la recesión, con crecimientos positivos esperados del 1% en España y del 0,4% en Francia.

Dicho esto, conviene hacer referencia a Niels Bohr y su célebre frase “Es difícil hacer predicciones, especialmente del futuro”, que pone de manifiesto que “las predicciones, predicciones son y no certezas”. Y esto es lo que se esperaba que reflejaran los mercados en las primeras semanas de este 2023, continuando con el cariz pesimista en cuanto a activos más agresivos se refiere, haciéndose palpable el sentimiento prudencia en el mercado y con los inversores siguiendo de cerca los datos macroeconómicos que se van publicando.

No obstante, parece ser que los Reyes Magos de camino a Belén se han pasado también esta semana por los selectivos europeos, para los cuales, a pesar de la última sesión, con cierres mixtos y algunas correcciones, ha sido una gran semana.

La subida se justificaba por dos razones fundamentales, la primera venía de China, la cual anunciaba una relajación el las políticas cero COVID, eliminando sus estrictos controles, y mostrando su disposición a llevar a cabo políticas de estimulación monetaria, que permitan a la gran potencia reactivar su economía.

La segunda provenía de Europa con la ralentización de la escalada de precios y de la tasa de inflación en países como Italia, Alemania, o España.

A estos factores positivos, se le unió uno negativo como fue el buen dato de empleo privado de EEUU en el mes de diciembre. Las estimaciones estaban en 150.000 nuevas contrataciones, pero la cifra ha sido muy superior, en concreto 235.000. Este buen dato, como viene siendo habitual en los últimos tiempos, ha sido una mala noticia para los inversores y ha hecho que los índices americanos acusen caídas de entorno al 1% en esta última sesión.

Si esta semana de respiro ha sido un mero espejismo o un indicador de lo que nos deparará el 2023, solo el tiempo lo dirá. Lo que sí es un hecho es que este mini Rally en tiempos de mercado bajista ha aportado un rayo de esperanza a los inversores, recompensando su paciencia y haciendo que aquellos que no creían en el milagro de los Reyes Magos, se replanteen su postura.

Les deseamos un muy feliz Día de Reyes y que sus Santísimas Majestades sean muy generosos con todos ustedes.

Jorge Martínez
Colaborador de El Inversor Inquieto

banner