Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Viernes, 9 de Diciembre de 2022

banner
JPM

Cotizaciones

“De pesimismo máximo a esperanza eufórica”

A finales del mes de septiembre los mercados que miden el miedo o pesimismo entre los inversores y profesionales financieros, marcó sus niveles máximos desde 2008. Los expertos en análisis técnico ya adelantaban que posiblemente octubre podría romper la racha bajista de los mercados de capitales, porque en situaciones similares, ya lo habían hecho.

“De pesimismo máximo a esperanza eufórica”

La realidad les dio la razón, cerrando el mes de octubre con subidas en las principales bolsas del mundo y con el Dow Jones americano subiendo casi un 14%, marcando un hito histórico de subida en el mes de octubre. El comienzo del mes de noviembre había sido dubitativo, a la espera de los resultados de las elecciones americanas y el dato de IPC correspondiente al mes de octubre.

Ambos han sorprendido al mercado, dando alas a la esperanza de mejora en las expectativas para los mercados financieros. En las elecciones, en contra de lo que las encuestas vaticinaban, los demócratas que están en el Gobierno han aguantado la embestida, mientras que los republicanos se llevan el premio de consolación de complicarles la legislatura, en los dos años que les faltan, pero no en celebrar el vuelco electoral a mitad de mandato. Los analistas políticos afirman que el gran perdedor es Trump, porque prácticamente tiene anuladas todas sus posibilidades de ser el candidato republicano a luchar por la presidencia de la Casa Blanca dentro de dos años.

Para los mercados de capitales el bloqueo legislativo podría ser una buena noticia, porque algunas de las medidas anunciadas por Biden no eran bien acogidas y ahora no lo va a tener fácil, por la pérdida de poder en la cámara de representantes.

La mayor sorpresa y euforia ha venido provocada por el dato de IPC americano, que tanto en la tasa general como en la subyacente, ya mejorado las expectativas de los analistas, bajando la general hasta el 7,7%, desde el 8,2% anterior y del 8% esperado. Por su parte la subyacente se situó en el 6,3% frente al 6,6% anterior y el 6,5% esperado.

Ante estos datos, la reacción del mercado de renta variable, tanto en Europa, pero especialmente en EEUU, ha sido eufórica. Los expertos americanos ya vaticinan que la Reserva Federal americana subirá los tipos un 0,50% en diciembre, bajando con ello la agresividad de las subidas que hasta ahora estaba llevando a cabo.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer para doblegar la inflación, recordemos que será EEUU, quien va a hacerlo en primer lugar, para que posteriormente se pueda esperar lo mismo en Europa. Con ello las subidas agresivas de tipos se van a moderar, lo que ayudará a reducir el impacto en las economías. Por eso la esperanza eufórica del mercado, ante la posibilidad de haber dejado detrás lo peor.

Recordemos que en Europa se espera una recesión, la duda es de qué intensidad y durante cuanto tiempo, mientras que en EEUU, no está claro que se produzca y de hacerlo, claramente será menos intensa que en Europa.

Los inversores particulares, que ahora están notando en las economías reales el impacto de la situación económica compleja, ya han sufrido en sus carteras de bonos y de renta variable, las caídas de precios. Ahora nos vamos a ir adentrando en un territorio en el que las carteras de renta fija van a ser muy rentables en los próximos años y las de renta variable, en función de como sea la diversificación. Pero antes de que en las economías reales se note la mejoría, los mercados lo habrán descontado, con un mínimo de 6 meses de antelación, como en todas las crisis. Por ello, es momento de estar en los mercados, haciendo las carteras con un horizonte temporal de 3 a 5 años, para aprovechar todas las oportunidades que esta situación está generando y que muchos gestores están aprovechando para incorporarlas en sus carteras.

María Jesús Soto
Directora El Inversor Inquieto

banner