Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Sábado, 13 de Agosto de 2022

banner
JPM

Cotizaciones

"Christine cogió su fusil."

La autoridad europea ha tomado la decisión adecuada para la situación actual.

Las altas temperaturas, que nos tienen a todos con la lengua fuera, los montes incendiados y la subida de los precios como telón de fondo, son los temas de más rabiosa actualidad en unos días de julio que se caracterizan por la tranquilidad vacacional para algunos o el deseo del descanso próximo, para otros.

En el mundo de los mercados financieros, las cosas están calientes, sin llegar al punto de que nada esté quemado o arrasado por el fuego, afortunadamente. Sin duda, los efectos de la inflación preocupan y por eso ha salido a la palestra el BCE, muy esperado por todos y donde, por lo visto, no ha decepcionado en absoluto.

No cabe duda que la institución que preside Christine Lagarde hizo los deberes. El BCE tomó la decisión de subir los tipos de interés después de 11 años y de una manera algo más agresiva de los esperado, pero que pone de su parte para proteger al euro, con este endurecimiento de política monetaria. Se pensaba en un movimiento inicial del 0,25% pero fue una subida de 0.50% (50 puntos básicos), algo que tiene bastante sentido, la verdad. Y esto no es todo. De aquí al crudo invierno, es posible tener otra otro incremento igual al actual y así, tener una situación más normalizada.

Eso sí, los particulares que tenemos nuestra hipoteca a tipo variable, sabemos que tendremos que pagar más y las empresas que tengan algún tipo de financiación se enfrentarán a mayores costes o será más difícil el acceso a la misma. Tanto a unos como a los otros les va a tocar apretarse un poco el cinturón para adaptarlo a la nueva situación.

De la mano de esa subida de tipos pone en marcha la herramienta antifragmentación, algo que busca comprar deuda de ciertos países que se vean perjudicados por la normalización monetaria, evitando que se disparen las primas de riesgo. Tanto este mecanismo como la subida de tipos de interés, se aprobaron por unanimidad. Tú cedes, yo cedo. 

Si esto era la noticia de la semana, no podemos olvidar lo que ocurre en Italia donde, tras la dimisión de Mario Dragui (otra vez), se vislumbran unas elecciones en el país transalpino para después del verano. A la débil Europa se le suma un punto más de incertidumbre e inestabilidad.

¿Esto es todo? Que va. La cantinela del gasoducto Nordstream sigue sonando. ¿Lo bueno? Que finalizaron las labores de mantenimiento y por fin, se reabre el mismo. ¿Respiramos? No del todo. Lo menos bueno es que funcionará, únicamente, al 30% de su capacidad. Mejor que antes, donde el miedo era que no volviera a ponerse en marcha, pero el problema no ha desaparecido por completo.

Como ven, hemos tenido una semana la mar de interesante. Y el mercado, en lo que llevamos de mes, nos está dando un respiro, ya que hay datos que están apoyando un mejor comportamiento. A las caídas en fletes y en materias primas vividas en las últimas semanas, se le añaden las presentaciones de resultados de las empresas (estamos en plena temporada), cifras que están siendo buenas, en líneas generales.

Seguiremos atentos a lo que acontezca en el panorama mundial porque, como ven, el que pensaba que el verano era aburrido, se equivocaba. 

banner