Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Domingo, 28 de Noviembre de 2021

banner

Cotizaciones

Siete de cada 10 familias españolas han llegado a su límite de ahorro

La pandemia provoca que el 38% de los hogares reduzca su tasa de ingresos guardados, según el Observatorio del Ahorro Familiar

Siete de cada 10 familias españolas han llegado a su límite de ahorro

El futuro que barajan entre el 60% y 70% las familias españolas no contempla guardar más dinero tras la pandemia, ni reducir el consumo o mejorar su planificación de las finanzas. A pesar de la grave crisis económica que se ha desprendido de la sanitaria, siete de cada 10 ciudadanos niega considerar ampliar sus ahorros, aunque en la mayoría de los casos (70%) estos se sitúan entre el 0% y el 14% de su renta disponible. Son cifras preocupantes si se considera que el estado de bienestar depende en gran medida del ahorro de la población, según se desprende del último estudio del Observatorio del Ahorro Familiar (OAF), presentado este miércoles en colaboración con la Fundación IE y Mutualidad Abogacía.

Si antes de la crisis sanitaria dos tercios de los hogares españoles declaraba destinar al ahorro parte de sus ingresos, la pandemia provocó que el 38% del total de las familias encuestadas redujera la tasa de dinero guardada. En contraste, solo el 16% incrementó sus tasas de ahorros. Las familias más vulnerables son las que más han sufrido estos cambios: un 52,6% de los españoles con la renta más baja se ha visto obligada a guardar menos dinero, frente a un 29% de la clase más favorecida. Además, solo un tercio (33%) de los españoles que han visto mermados sus ingresos han podido mantener sus tasas de ahorros, según el informe cuya muestra fue de 1501 individuos de entre 20 y 74 años, con acceso a internet.

El 33% de los hogares que perdieron o redujeron su jornada laboral pudieron mantener sus tasas de ahorros, pero esto se debe, según el estudio, a la imposibilidad de gastar debido a los confinamientos y el miedo que generó la pandemia en la población, que “fomentó una actitud precavida ante la incertidumbre de la duración de la pandemia y sus efectos económicos”. Ambos motivos han disparado la tasa de ahorro de la economía española hasta máximos históricos, cuando en marzo se alcanzó la cifra récord de 919.100 millones de euros. Sin embargo, esta tasa ha caído hasta el 18,9% en el segundo trimestre de este año; 12 puntos respecto a la registrada en el mismo trimestre de 2020, y existe el riesgo de que la subida de la inflación termine por mermar el poder adquisitivo de la población.

Aunque un 64% de los hogares españoles ahorraba antes de la pandemia, más de la mitad (53%) no destinaba ni el 15% de lo que ingresaba mensualmente. Además, un tercio de la población (36%) no tenía nada de dinero guardado al estallar la pandemia. Una vez más, se observa que los más vulnerables son los más pobres: mientras solo el 28% de la clase más favorecida no tiene ahorros, la cifra se dispara al 54% para aquellos que tienen el ingreso más bajo. Los ancianos son los que padecen la peor situación (mayores de 65 años), pues un 45% de ellos vive sin ahorros. En contraste, la cifra reduce al 27% entre el grupo de 25 a 34 años.

El lugar de residencia también repercute en la capacidad de ahorro. El área metropolitana de Madrid es la zona en la que menos familias consiguen ahorrar (solo el 26%), pero a su vez la que más hogares tiene con un ahorro superior al 25% de su renta; casi el 20% del total. Andalucía y Canarias tienen los hogares que menos ahorran, lo que puede deberse a “diferencias en el entorno institucional y cultural de las distintas regiones en términos de políticas públicas y sociales y fiscalidad diferencial”. Así lo ha dicho Laura Núñez, directora del OAF.

banner