Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Miércoles, 30 de Septiembre de 2020

banner
JPM

La rotación hacia el value

A principios de la semana pasada hubo una venta masiva en el mercado americano de acciones tecnológicas, en medio de una incipiente rotación hacia el value

La rotación hacia el value

El Nasdaq se desplomó un -11% en tres sesiones de mercado. Como muestra, la caída de la capitalización de Apple fue más que la capitalización de mercado combinada de 480 empresas de las 500 del S&P500.

En nuestra opinión, el movimiento ha sido técnico ya que los volúmenes de opciones de compra estaban fuera de toda proporción con el mercado de efectivo. Esto amplificó los movimientos del mercado del Nasdaq, ya que los operadores buscaban ajustar las posiciones de los derivados. Curiosamente, la venta no se extendió a otros activos de riesgo, ni creó un cambio hacia los refugios seguros.

El panorama sanitario sigue deteriorándose en Europa, pero sin un aumento notable de los ingresos en UCI en los hospitales. El número de muertes sigue siendo bajo. Sin embargo, continua siendo necesario actuar con cautela. Los datos económicos semanales muestran que Europa está volviendo a la normalidad mucho más que Estados Unidos.

El BCE también sonaba mucho más confiado después de su reunión del 10 de septiembre. Revisó sus previsiones de PIB al alza y, lo que es más importante, la inflación. Sorprendentemente, las expectativas de inflación subyacente reflejadas en el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IAPC) han sido revisadas +0,2 puntos más arriba, hasta el +0,9% el próximo año y el +1,1% en 2022.

Según Christine Lagarde, el fin del Programa de emergencia contra la pandemia PEPP estaría vinculado a un aumento de la inflación, y añadió, que es muy probable que los 1,35 billones de euros se agoten. También dijo que se tendría en cuenta el nivel del euro, pero que no era en sí mismo un objetivo del BCE.

Mientras tanto, las conversaciones de Brexit se reanudan y se tambalean en medio de una pérdida de confianza por ambas partes. Bruselas se muestra disconforme por la determinación de Boris Johnson de revisar el acuerdo de divorcio, y especialmente la espinosa cuestión de la frontera irlandesa. Es difícil decir si se trata de una mera política de riesgo del primer ministro del Reino Unido, pero la probabilidad de que no se llegara a un acuerdo hizo que la libra bajara.

En medio de este entorno incierto, seguimos siendo cautelosos con la renta variable, pero seguimos sobreponderando las acciones europeas, ya que creemos que tienen un descuento y potencial de revalorización muy atractivos. En renta fija, estamos sobreponderando la deuda soberana de los países emergentes; la debilidad del dólar estadounidense y la probabilidad de que los bajos tipos de interés nos acompañen durante algún tiempo hacen que el segmento parezca atractivo.

banner