Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Jueves, 13 de Mayo de 2021

banner

Cotizaciones

¿Cuáles son los principales riesgos en el mercado?

El riesgo general para nuestra posición preferida es que las expectativas de crecimiento del mercado resulten demasiado optimistas.

¿Cuáles son los principales riesgos en el mercado?

Creemos que una retirada abrupta de las políticas de apoyo en China, tal vez exacerbada por un resurgimiento de las tensiones con la nueva administración estadounidense, es el catalizador más plausible para una reversión sostenida de las posiciones procíclicas en todas las clases de activos. Este resultado no es nuestro escenario base, pero es probable que la duración aumente a nivel global y que los valores de crecimiento se comporten mejor. Por lo tanto, nuestra posición corta en divisas asiáticas cíclicas es la fuente más fiable y eficaz para protegerse de este riesgo, en nuestra opinión.

Un retroceso importante de los rendimientos del Tesoro estadounidense, en lugar de una pausa táctica y mesurada en la venta, también eliminaría un elemento de apoyo para nuestras operaciones de valor relativo en la renta variable. Sin embargo, es importante recordar que el motor fundamental del valor y el buen rendimiento internacional -el crecimiento superior de los beneficios gracias a una sólida recuperación económica y una orientación más cíclica- seguiría sustentando esta posición.

Los partícipes del mercado también podrían empezar a mirar hacia 2022 y valorar un cambio sustancial en el la actividad y crecimiento de los beneficios a medida que las economías pasen por el punto máximo de apoyo de las políticas. Esto podría poner también en tela de juicio nuestro conjunto de posiciones preferidas. Sin embargo, creemos que la magnitud del estímulo que ya está en marcha y el mejor punto de partida para los balances de los hogares implican que esta expansión envejecerá mejor que la recuperación de la crisis financiera. Por lo tanto, es demasiado pronto para pedir un giro prolongado en este régimen de “value” sobre “growth” en la renta variable, dado el probable impulso económico y la persistente brecha de valoración.

Creemos que las vacunaciones, unidas a la resistencia económica de China y a la aceleración de la actividad en EE.UU., son potentes catalizadores que elevarán todos los marcos económicos en los próximos meses.

El valor relativo, más que la beta, es la forma más rentable de posicionarse en este entorno, basándose en la composición de los índices de renta variable mundial y en la naturaleza de los riesgos más probables. Son preferibles las geografías que están comenzando el ciclo en las que los índices de gestores de compras están subiendo, los márgenes operativos están mejorando y la actividad del sector de los servicios está preparada para girar al alza.

En nuestra opinión, la renta variable europea y japonesa deberían superar a la estadounidense, dada su mayor exposición al crecimiento mundial y a la actividad manufacturera. Las elevadas primas de riesgo presente en las monedas de los mercados emergentes deberían comprimirse a medida que aumente la fe en la durabilidad de la expansión económica. Es probable que una pausa táctica en la venta del Tesoro estadounidense contribuya a un nuevo tramo de debilitamiento del dólar. A medio plazo, creemos que la curva del Tesoro retomará su tendencia a aumentar la pendiente. La solidez de la actividad mundial de bienes y el repunte más expansivo de los sectores de servicios en distintos países pueden contribuir a que este retroceso del billete verde sea más duradero.

Los principales temas de mercado del primer trimestre fueron los resultados económicos de EE.UU. y el rechazo de los activos tradicionalmente defensivos. Creemos que los próximos tres meses se caracterizarán por el desplazamiento de los inversores hacia las geografías en las que el entorno es todavía de principio de ciclo, y el pesimismo persistente sienta las bases para obtener mayores rendimientos ante la mayor evidencia de la ampliación de la recuperación.

banner