Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

banner

El salario mínimo ya supera el 60% del sueldo medio en nueve comunidades

El salario mínimo queda ya por encima de la cota que plantea el Gobierno en Extremadura o Canarias.

El salario mínimo ya supera el 60% del sueldo medio en nueve comunidades

Uno de los argumentos a los que recurre el Ejecutivo para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI)es que hay margen para elevarlo porque todavía se sitúa por debajo del 60% del salario medio en España. Sin embargo, este argumento choca contra dos realidades: la primera, que, más que la relación con el resto de los sueldos, importa la relación con el valor generado por cada trabajador; y la segunda, que el SMI sí que estaría ya por encima de esta cota en buena parte de España. De hecho, hay nueve comunidades cuyo sueldo medio rebasa esta cifra marcada por el Ejecutivo.

En concreto, el salario mínimo alcanza ya el 67,6% del sueldo medio en Extremadura, seguida de Canarias (65,9%) y Castilla-La Mancha (63,2%), mientras que Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Baleares quedarían cerca del umbral fijado por el Gobierno. Con todo, hay que tener en cuenta que estas cifras están calculadas sobre el salario medio total, incluyendo los trabajadores a tiempo parcial, ya que el Instituto Nacional de Estadística no desglosa entre ambas categorías para los datos por comunidades autónomas, por lo que los datos finales podrían ser algo más bajos.

Con todo, el hecho de que estas nueve regiones se encuentren ahora por encima de la cota del 60% del sueldo medio es preocupante, ya que todas ellas aglutinan más de la mitad del empleo en el conjunto de España. Es decir, que aunque el resto de las regiones no notasen en el impacto de la subida del SMI, una buena parte del mercado laboral quedaría atorado. Hay que recordar que si entre 2014 y 2018 se crearon más de medio millón de puestos de trabajo cada año, esa cifra se redujo considerablemente en 2019, hasta los 384.373 puestos de trabajo, coincidiendo con el incremento del salario mínimo hasta los 900 euros al mes, y la Comisión Europea espera que este año se frene todavía más, hasta los 200.000 nuevos empleos.

Los más expuestos

Otra forma de mirar el impacto que el SMI puede suponer sobre las distintas regiones es tener en cuenta cuántos empleados se encuentran por debajo de esta cifra, ya que estos se encuentran en una posición en la que o bien pueden disfrutar de un incremento salarial o bien perder su empleo, en el caso de que su productividad fuera inferior a su coste laboral. Así, Canarias lidera este ránking, con un 15,7% de sus trabajadores en esta posición vulnerable, seguida de Murcia (12,2%), Castilla-La Mancha (11,7%) o Extremadura (10,8%). En el caso contrario, con las cifras más bajas se encuentran Navarra (2,8%), País Vasco (4,1%) o Cataluña (5,8%).

Con todo, la comparativa entre ambas formas de medir la exposición a la subida del SMI sí arroja posibilidades de subidas relativamente inocuas en algunas zonas, como es el caso de Madrid, donde hay bastante distancia entre el nuevo salario mínimo y el sueldo medio, pero también hay bastantes trabajadores (un 7,5%) que cobran un sueldo por debajo de los 950 euros. Esto significa que un amplio número de empleados podrían disfrutar de un alza salarial y que, a su vez, la mayor parte de las empresas podrían asumir esta carga, aunque fuera a costa de una merma de sus beneficios o de un aumento de sus precios.

A futuro, la situación tampoco es halagüeña, ya que el incremento del salario mínimo hasta los 1.200 euros en 2023, como ha prometido el Gobierno, dejará al 22,9% de los trabajadores por debajo de la nueva cifra. Actualmente, el 35,6% de los asalariados en Canarias cobran menos de esta cantidad, seguidos de Extremadura (33,5%) y Castilla-La Mancha (32,3%). Y los problemas serían más generalizados con esta cifra, ya que todas las regiones salvo País Vasco y Navarra se encontrarían ese año en una posición peor que la que actualmente tiene Canarias.

Hay que tener en cuenta que el coste laboral de un asalariado que cobre 950 euros al mes supera los 17.000 euros al año, una vez que se incluyen las cotizaciones sociales y las dos pagas extras, lo que empieza a suponer una cifra considerable. Y, si finalmente el SMI se acaba incrementando hasta las cifras que prometen el PSOE y Unidas Podemos, el coste laboral mínimo rebasará los 21.500 euros al año, unas cifras que parecen complicadas de afrontar para algunos empresarios, especialmente para los autónomos.

En pocos años, entre 2016 y 2023, el salario mínimo pasará de estar a la cola de los países desarrollados (en 2016 suponía un 32% del sueldo medio, según la OCDE, sólo por delante de México y Estados Unidos) a quedar muy por encima ya que, si las cifras del resto de los países se mantienen inalteradas, sólo Colombia podría rivalizar con el SMI español. No obstante, esto puede suponer un riesgo si, al mismo tiempo, no se incrementa la productividad.

banner