Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Viernes, 6 de Diciembre de 2019

banner

Todos para uno y uno para todos

La unidad se hace necesaria en las instituciones europeas

Todos para uno y uno para todos

Seguramente habrán identificado la célebre frase de la novela Los Tres Mosqueteros, del francés Alejandro Dumas, que incluso a algunos nos trae a la memoria a unos dibujos animados de nuestra infancia. Y se preguntarán qué relación que pueda tener eso con estas líneas que solemos dedicar para tratar temas económicos bajo uno u otro punto de vista. 

La situación económica a nivel global es débil, algo que todos conocemos y tenemos presente. Pero, Europa vive una etapa de Desaceleración todavía mayor que la de otras partes del globo.

En relación a Europa, hemos conocido estos días las denominadas “actas del BCE”, que no son sino el resumen detallado de lo acontecido en esa última reunión de la institución europea, presidida por última vez por Mario Draghi. Un mandato, el del italiano, que se resumen en la frase: “Haré todo lo que sea necesario para preservar el euro”.

Pues bien, en esa última reunión, se hizo un llamamiento a la unidad,tras un último período caracterizado por las disensiones entre algunos miembros, con variedad de declaraciones públicas. Hay que tomar esa buena voluntad reflejada en las actas como un punto y aparte, donde la llegada de la nueva presidenta, Christine Lagarde, puede traer aire fresco y la oportunidad para llegar a acuerdos de relevancia. Veremos.

En cualquier caso, en momentos de debilidad se hace especialmente necesario el consenso y que todos remen en la dirección correcta, si no queremos que el barco se hunda.

No podía pasar la oportunidad de relacionarlo con la situación política en nuestro país, donde el acuerdo se hace especialmente necesario para formar gobierno. Sería deseable que ese consenso viniera de los partidos más votados, para poder llevar a cabo medidas que fueran en favor de la mayoría de los españoles, poniendo a un lado sus opiniones partidistas. Objetivo: desbloquearla situación y gobernar para los ciudadanos, que al final es lo que se presupone que deben hacer.

Por el momento, la propuesta que está sobre la mesa necesitará de más apoyos para no tener que recurrir a nuevas elecciones, como algunos expertos ya se han aventurado a adelantar. La incertidumbre durante plazos largos provocan inestabilidad y no son buenos para una economía como la española (y para sus ciudadanos) que aunque ha resistido de forma admirable, puede no quedarle muchas fuerzas en la reserva.

Por tanto, independientemente de quien gobierne, esperemos que busquen hacer lo más sensato para la mayoría, buscando consenso y remar hacia adelante en la misma dirección. Y si la frase “todos para uno…” les sirve de inspiración, mejor todavía.

Mientras tanto, los mercados han dado cierta tregua, lo que deja a los inversores más tranquilos cerca del final de año, ocupados en realizar los ajustes fiscales que Hacienda les permite.


banner