Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

banner
JPM

Bruselas rebaja cuatro décimas la previsión de PIB de la economía española al 1,9% para este año

Jarro de agua fría de Bruselas a pocos días de las elecciones generales. La Comisión Europea ha revisado a la baja su estimación de crecimiento de la economía española cuatro décimas, hasta una tasa del 1,9% para este año. Además, prevé que se superará el objetivo de déficit y se reducirá a la mitad la creación de empleo.

Bruselas rebaja cuatro décimas la previsión de PIB de la economía española al 1,9% para este año

Para 2020, la previsión de la Comisión también ha visto una rebaja de cuatro décimas, hasta un 1,5%, y en 2021 el crecimiento sería una décima menos, del 1,4%. Esta revisión la explica en una "mayor debilidad y a la incertidumbre".

Las Previsiones Macroeconómicas de Otoño publicadas por el Ejecutivo comunitario proyectan además que el déficit público sea del 2,3% del PIB este año, la misma cota que auguraba en mayo, y que en 2020 bajará al 2,2% del PIB, dos décimas por encima de sus últimas estimaciones y medio punto por encima de lo previsto por el Gobierno, "en ausencia de Presupuestos Generales del Estado" para el próximo ejercicio. Para 2021 los numero rojos serían menos abultados, del 2% del PIB.

"Se espera que el consumo privado se recuperará ligeramente, pero sól dará un impulso moderado al crecimiento. Las exportaciones netas se desacelerarán", asegura el documento.

En conjunto, estas previsiones son menos optimistas que las del Gobierno en funciones, del 2,1% este año y del 1,8% el próximo. El cuadro macro de Sánchez también calcula que que el déficit público se reducirá al 2% del PIB en 2019 y al 1,7% del PIB en 2020.

En cuanto al desempleo, el Ejecutivo comunitario calcula una tasa media del 13,9% este año; del 13,3% en 2020; y del 12,8% en 2021. Por su parte, la estimación de la deuda pública es del 96,7% del PIB para este año y se iría reduciendo, hasta el 96% del PIB en 2021.

"El mercado de trabajo empieza a perder tracción en el tercer trimestre, en línea con la desaceleración cíclica. Se espera que continúe la creación de empleo, pero más débil, especialmente en 2020 y 2021", indica el documento que calcula un aumento de la ocupación del 2,2% este año; del 1% en 2020 y del 0,8% en 2021.

El comisario de Asuntos Económico y Monetarios, Pierrre Moscovici, ha descartado que el recorte de cuatro décimas esté relacionado con la incertidumbre política del país, al tiempo que ha mostrado su confianza en la "fortaleza" en la economía española para hacer frente a una recesión global.

"Siempre es mejor tener gobiernos mayoritarios, siempre es mejor tener presupuestos aprobados por el parlamento, pero es la voz del pueblo español que ahora se va a expresar y no es la incertidumbre política lo que explica ni el brillante crecimiento español de estos años ni la relativa ralentización de los próximos años", ha expresado en una rueda de prensa el socialdemócrata francés.

Para el conjunto de la zona euro, Bruselas ha rebajado una décima (del 1,1% al 1,2%) la previsión de crecimiento para 2019. Por tanto, la economía española sería, a pesar del recorte, más dinámica que la media de la región. La comisión ha destacado que "la economía europea ha entrado en un periodo prolongado de creciento débil y baja inflación[del 1,2% en 2019 y en 2020]".

Para 2020, las estimaciones de otoño calculan una expansión del 1,2%, dos décimas menos que lo que esparaba anteriormente.

Por países, la comisión ha mantenido el crecimiento del PIB francés en el 1,3% para este año y lo ha rebajado de 1,4% a 1,3% para 2020. En cuanto a la mayor economía de la región, la alemana, también ha sufrido un recorte de un décima y la estimación ha pasado del 0,5% al 0,4% para 2019 del 1,4% al 1% en 2020.

La Comisión informa que las previsiones se basan en la hipótesis puramente técnica de que se mantengan las pautas actuales de las relaciones comerciales entre el Reino Unido y la UE de veintisiete Estados miembros.

Pierre Moscovici también asegura que "pese a las crecientes dificultades, en los dos próximos años todas las economías de la UE continuarán su expansión. Los fundamentos de la economía de la UE son sólidos: el desempleo está en su nivel más bajo desde principios de siglo, y el déficit agregado se sitúa por debajo del 1% del PIB. Pero las dificultades que se avecinan no dejan lugar para la complacencia. Habrá que recurrir a todos los instrumentos políticos para reforzar la resiliencia de Europa y apoyar el crecimiento".

banner