Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

banner
JPM

Inestabilidad meteorológica

Nueva inestabilidad en los mercados financieros.

Inestabilidad meteorológica

Los rigores del verano se hacen especialmente extremos en semanas como estas, donde unas zonas de España están sufriendo temperaturas poco habituales por lo elevadas, mientras en otros lugares no consiguen despedirse de las nubes y la lluvia, aunque sean de poca importancia.

En las bolsas, en la última semana, hemos tenido días con la peor tormenta seguidos de otros con sol radiante. Y es que comenzamos el lunes afectados por un nuevo episodio sobre la guerra comercial y cuando se calmó, asistimos a una de las mejores sesiones del año. Así son los mercados financieros y así se comportan.

¿Las razones para esos movimientos? No hace falta ni que lo diga. Todos nos imaginamos a qué se debe. En cuanto los políticos abren el pico, tenemos la volatilidad asegurada. Trump incendió las redes sociales una vez más, la enésima. Y China jugó sus cartas, como no podía ser de otra forma: control de la divisa y amenaza sobre productos agrícolas. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, nos queda, como mínimo, un año de tira y afloja, hasta las elecciones americanas de 2020.

En este caso, el miedo a una guerra de divisas hacía saltar las alarmas. Daños controlados, por ahora, porque China sabe que no puede tensar la cuerda hasta el límite ya que saldría muy perjudicada (gran tenedor de deuda americana), además que, en la relación comercial con EEUU, vende más a los americanos que a la inversa. Se espera una nueva cumbre entre ambos países en septiembre.

Adicionalmente, la amenaza de un nuevo capítulo de la CPI-Crisis Política Italiana, nos deja mal sabor de boca para acabar la semana, y con la posibilidad de ruptura del Gobierno en Roma, unido a la posibilidad de unas nuevas elecciones. En España, pasamos desapercibidos, por ahora. Pero las semanas pasan muy deprisa y no tenemos acuerdo de gobierno a la vista.

Como ven, nada nuevo bajo el sol. Más de lo mismo, pero con un añadido. Estamos en agosto y el escaso volumen negociado tiene efecto multiplicador sobre las oscilaciones. Además, la volatilidad no desaparecerá porque tenemos unas fechas clave para ver el rumbo de las políticas comerciales y monetarias: 19 agosto para nuevo capítulo del caso Huawei y el 22-24 agosto para la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole.

Al igual que en el apartado climatológico, en los mercados financieros recuperaremos algo de “normalidad” en algún momento futuro, sin olvidar que lo normal ahora dista bastante de lo que estábamos acostumbrados. Volatilidad, desaceleración económica y ruido político, serán el denominador común en adelante. Paciencia para revisar carteras y objetivos de inversión, aprovechando el tiempo estival. ¡Descansen lo que puedan!

banner