Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

banner
JPM

El oro brilla como activo refugio y toca los 1.500 dólares

El metal precioso es el claro ganador de las tensiones comerciales y su precio se eleva a máximos de abril de 2013.

El oro brilla como activo refugio y toca los 1.500 dólares

Ante las dudas, oro. Ante la desaceleración que se extiende por las economías desarrolladas, oro. Y ante los mandatarios que desencadenan guerras comerciales y ponen en jaque la estabilidad financiera, oro. La receta del doctor para los inversores con miedo está más vigente que nunca. Ayer, la sacudida de los mercados provocó otro repunte en los precios del metal precioso para conducirlo el miércoles por primera vez desde abril de 2013 por encima de los 1.500 dólares por onza.

Este jueves, el metal corrige muy ligeramente hasta los 1.497 dólares en pleno proceso de consolidación después de tres sesiones consecutivas de importantes subidas.

El oro ha sido el principal ganador de las tensiones comerciales y el resto de focos de incertidumbre que traen de cabeza a los inversores. Frente al comportamiento plano o negativo de las principales bolsas, el rey de los activos refugio se ha revalorizado en 2019 un 17,46%, su mejor año desde 2010.

"El oro ha proporcionado un rendimiento positivo muy fuerte en las dinámicas del mercado de final del ciclo económico, algo que se ha reflejado en las últimas subidas conforme la expansión económica mundial se ha desacelerado con fuerza y la inversión productiva se colapsa por las incertidumbres", explica Nick Watson, gestor del equipo multiactivo de Janus Henderson. Al buen hacer del oro, además, le han ayudado las compras de algunos grandes bancos centrales. Las autoridades monetarias de China y de Rusia han elevado sus reservas de oro, para sustituir parte de los dólares que tienen en su poder.

El oro se ha vuelto especialmente atractivo ante los bajos cupones que ofrece la deuda, que se compra ahora más por revalorizaciones esperadas en el precio, así como por un lejano, pero posible, repunte de la inflación tras años de políticas ultraexpansivas.

banner